Iglesiaehistoria.com
El Rincón de los Abuelos

"Mientras tengamos recuerdos, el pasado dura"

"Mientras tengamos esperanzas el futuro nos espera"
"Mientras tengamos amigos, el presente vale la pena ser vivido"

 

Anónimo

TIEMPO DE ADVIENTO E HISTORIA DE LA SALVACIÓN

 

 

 

Llegamos una vez más al Tiempo de Adviento, por la Gracia de Dios.  Es bueno que este tiempo sea de reflexión del cómo hemos transitado por este mundo terrenal y el cómo Dios nuestro Señor nos pide hacerlo. Dios, envía a su Hijo Unigénito para encarnarse  en el vientre virginal de María que con su SI y sus palabras “hágase en mí según tu palabra” y su total confianza en Dios se inicia el camino de nuestra redención.

El camino es Nuestro Señor Jesucristo que vino a redimirnos por su pasión,  muerte y resurrección.  Muchos hemos oido estas palabras pero, pocos podríamos decir que, todavía no le encuentran sentido a las mismas. ¿cuál o cuáles pueden ser las causas de no entender plenamente el sentido de la Pasión de Jesús? Podrían enumerarse muchas, sin embargo hay dos elementales para entender la Pasión : Vivir los Sacramentos y Conocer la Palabra de Dios.

 

Los Sacramentos debemos tomarlos seriamente, no son sólo un motivo para reunir a nuestras familias en un acto social, por ejemplo, el Bautismo nos eleva a la dignidad de Hijos de Dios, es ahí donde recibimos el Espíritu Santo que Jesucristo nos envía cuando, después de su resurrección, en Pentecostés, a sus apóstoles se los da y de ahí se derrama a todos los obispos y sacerdotes que imponen sus manos a los bautizados señalando así que iniciamos nuestra adhesión a la Iglesia, eso sólo es el principio.

Después continuamos con los sacramentos de la Confirmación, de la Reconciliación de la Comunión,  la Unción de los Enfermos  el Matrimonio y el Sacerdocio o Vida Consagrada.

 

Conocer la Palabra de Dios es interiorizarnos en el Libro que tiene mayor número de lectores: La Biblia sólo que no habremos de leerla con sentido intelectual, de aprendizaje, la Biblia es lo que da sentido a nuestra vida, es la Palabra de Dios es ver el Plan de Dios en nuestras vidas.   LA PALABRA DE DIOS ES JESUCRISTO y si es el camino a seguir, entonces la Biblia es la Historia de la Salvación Humana.  Les sugiero que en este tiempo, nos propongamos hacer la lectura de alguno de sus libros intentando hacer una relación entre los hechos narrados con momentos actuales.

Brevemente, podemos decir que: consta de 73 libros divididos en 46 pertenecientes al Antiguo Testamento escritos en hebreo y arameo y se les conoce también como Alianza y 27 libros forman el Nuevo Testamento escritos en griego principalmente.

 

¿Cómo se fue revelando Dios al pueblo? lo  hizo de forma paulatina,  de modo que el hombre comprendiera.  Es lo que llamamos revelación que es: INICIATIVA DE DIOS.  ¿Cuándo se revela Dios al hombre?  Se revela  a un pueblo en concreto en la historia  pero actualmente se revela a cada uno de nosotros en nuestra propia historia. ¿Por qué se da ésa revelación?   Por AMOR.  Es un don de Dios que gratuitamente recibimos. ¿Cuál es el contenido de esa Revelación?  Dios comunica su propia vida con el fin de salvarnos y hacernos hijos en el HIJO.

El mundo actualmente está viviendo alejado de Dios, la humanidad lo ha hecho a un lado, las problemáticas que hoy se viven son causa de ese alejamiento, de la destrucción de las familias, hoy más que nunca debemos volvernos a Dios a través de sus sacramentos cumpliéndolos cabalmente y conociendo su Palabra y vivirla.

Este tiempo de Adviento invitemos a Dios a nuestras vidas, dispongámonos a vivirlo en familia desde el miembro más pequeño hasta los abuelos, para que se fortalezca cada día más la unión familiar en Dios que será lo que salve a nuestro País y al mundo de la maldad que existe.  Si hay AMOR Y ORACION en todos y cada uno de los miembros de la familia y se comparte con todos los demás, el mal se alejará, no habría necesidad de gastos inútiles en “seguridad”.

 

Pidamos también por nuestros sacerdotes y autoridades civiles para que se conduzcan con AMOR Y GRATITUD.

El mensaje del Papa Francisco ha girado en torno a la dignidad de la persona humana y su trascendencia, por ello es necesario ser conscientes de nuestra propia identidad para dialogar de modo propositivo y poder incidir en nuestras familias y en nuestro entorno social, es decir, si sabemos quiénes somos, respetaremos a los demás como son.  El cambio está en cada uno de nosotros.

 

¡FELIZ NAVIDAD Y QUE EL AÑO NUEVO 2015 EN NUESTRO CORAZON VIVA JESUS!

 

 

 

HASTA LA PRÓXIMA

 

 

 

 

SILVIA MADRIGAL HERNÁNDEZ

Diciembre 2014

 

Regresar

Reflexiones de Silvia

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI