Iglesiaehistoria.com
Papas Santos de la Iglesia

No somos seres humanos con una experiencia espiritual,

somos seres espirituales con una experiencia humana.

 

Pierre Teilhard de Chardin

SAN SIMPLICIO

Papa de 467 a 483

 

Simplicio nació en Tivoli. Era hijo de Castino. Formó parte del clero romano y sucedió al papa san Hilario en la Sede de Roma, en marzo del año 467. Fue elegido papa el 3 de marzo de 468.

 

Bajo su pontificado ocurrió la caída del Imperio de Occidente cuando, en 476, el rey de la tribu germánica de los hérulos, Odoacro, venció y depuso al emperador Rómulo Augústulo y asumió él mismo el título de rey de Italia.. Mientras los bárbaros devastaban Italia y Roma, Simplicio confortaba a los afligidos y fortaleció la unidad y la fe de la Iglesia.

 

Aunque era arriano Odoacro, trató a la Iglesia Católica con mucho respeto; también conservó la mayor parte de la antigua organización administrativa, de forma que el cambio no produjo grandes diferencias en Roma.

 

Simplicio también tuvo que asumir  el cisma que ocasionó la fundación de las iglesias de Armenia, Siria, Egipto (Copta). Regularizó la distribución de las limosnas a los peregrinos y a las nuevas iglesias. Exaltado en 467, tuvo que luchar contra los cismáticos orientales, que favorecían a los dos patriarcas de Alejandría y Constantinopla: Timoteo Eluro y Acucio.

 

Simplicio adoptó en su pontificado una actitud fundamental: atendió preferentemente al clero. Procuró su reforma, detectando el error y proponiendo el remedio con la verdad sin condescendencias que lo acaricien; mostró perseverancia firme y tesón férreo cuando debía reprimir la ambición de los altos eclesiásticos.

 

Simplicio defendió enérgicamente la independencia de la Iglesia contra el cesaropapismo de los gobernantes bizantinos y la autoridad de la Sede Apostólica en cuestiones de fe.

 

En Constantinopla, Basilisco se rebeló contra el emperador Zenón y se apoderó del trono. Basilisco que era monofisita proclamó el Enkyklikon, un edicto religioso que rechazaba el Concilio de Calcedonia donde se había condenado el monofisismo en 451.

 

El año 475-476, Odoacro tuvo que hacer frente a la rebelión de Basilisco. Logró vencerlo sólo con la ayuda de Teodorico, rey de los ostrogodos, el que después destronó al propio Odoacro.

 

Dicho edicto fue abolido cuando Zenón recuperó el trono, pero sus enfrentamientos con los vándalos y los ostrogodos hicieron que el emperador buscase una solución al conflicto monofisita con la publicación en 482 de un nuevo edicto conocido como Henotikon, en el que se propugnaba por una fórmula de unión entre los monofisitas y la doctrina considerada como ortodoxa.

 

El problema que desencadenó más tarde este nuevo edicto, fue el Cisma acaciano, pero que no lo vivió Simplicio, dado que su fallecimiento fue el 10 de marzo de 483.

 

Además de la defensa a la doctrina cristiana genuina, Simplicio tuvo el mérito de haber restaurado y dedicado algunas iglesias romanas como la de san Esteban Rotondo y santa Bibiana. También salvó de la destrucción algunos mosaicos paganos que se encontraban en la iglesia de san Andrés. Las reliquias de san Simplicio reposan en Tívoli, su ciudad natal.

 

 

 

TOMADO DE:

http://ec.aciprensa.com/wiki/Papa_San_Simplicio

es.catholic.net/op/articulos/31980/cat/214/simplicio-san.html

http://es.wikipedia.org/wiki/Simplicio_%28papa%29

http://vidas-santas.blogspot.mx/2013/03/san-simplicio-papa.html

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI