Iglesiaehistoria.com
Papas Santos de la Iglesia

No somos seres humanos con una experiencia espiritual,

somos seres espirituales con una experiencia humana.

 

Pierre Teilhard de Chardin

SAN ANICETO PAPA DE: 155-166

 

SAN SOTERO PAPA DE: 166-175

 

Aniceto nació en Emesa, Siria cerca del año 98.

 

Sotero nació en Fondi, Italia, aunque de padre griego

 

Aniceto en los inicios de su pontificado recibió en Roma a Policarpo de Esmirna, obispo de Esmirna, que había sido discípulo de San Juan el Apóstol y maestro de Ireneo de Lyon, al objeto de establecer la fecha de celebración de la Pascua.

 

Policarpo llegó  a Roma para tratar con el papa un tema serio. Con sus ochenta y cinco años quiere dejar acordada la fecha de la principal fiesta cristiana. Los de Oriente siguen la tradición joánica, mientras que los de Occidente siguen la tradición de Pedro. No llegaron a ponerse de acuerdo. Es una cuestión -la de la Pascua- que tardará en resolverse hasta el concilio de Nicea. Pero se despiden en comunión sin romper la unidad ni quebrantar la caridad ¡Todo un ejemplo!

 

Policarpo, y la Iglesia oriental, entendía que la celebración debía realizarse el día 14 del mes de Nisán independientemente del día de la semana en que cayera. Esta postura que seguía la tradición johánica y que suponía celebrar la Pascua de Resurrección el mismo día que los judíos, es conocida como práctica «cuartodecimal» y no era considerada por el papa Aniceto como correcta ya que entendía, junto a la Iglesia occidental, que la Pascua debía celebrarse el domingo siguiente al día 14 de Nisán. A pesar de las diferencias entre ambos no hubo ruptura entre ambos y el papa permitió al santo seguir celebrando la Pascua según la tradición oriental.

 

Las circunstancias en las que trabajó Aniceto vienen dadas por la situación social, política, económica y cultural de la época. En el siglo II se utilizaba el griego como lengua cultual; los papas suelen ser provenientes de familias humildes del pueblo; ser elegido para ese servicio era elección para el martirio (hasta el siglo IV todos los papas dieron su vida por la fe).

 

Aniceto condenó la doctrina montanista, se enfrentó a los gnósticos y a los marcionistas, aunque no existen documentos históricos que acrediten estas actuaciones. El papa Aniceto, también prohibió a los clérigos que llevaran el cabello largo, lo que sería una forma de separarse de los gnósticos que, al parecer, tenían esta costumbre.

 

En estos cuidados discurrió la vida de Aniceto. Murió mártir como todos los papas de los primeros siglos.

 

PAPA SOTERO

 

“Desde el principio ha sido tu costumbre hacer el bien a todos los hermanos en diversas formas, y enviar limosnas a muchas iglesias en cada ciudad, aliviando la pobreza de aquellos que manifiestan sus necesidades, o ayudando a los hermanos en las minas; por las limosnas que tú has tenido el habito de proveer desde antaño; los romanos guardando la costumbre tradicional de los romanos; la cual su bendito Obispo Sotero, no solo ha preservado, sino que ha incluso acrecentado, al proveer la abundancia que él ha enviado a los santos, y por el adicional consuelo con benditas palabras a los hermanos que vinieron a él, como un padre ama a sus hijos”.

 

Así rezaba  la carta que dirigió San Dionisio de Corintio a Sotero. Con ella se perfila la manera de actuar del papa Sotero. Sotero sucedió al papa Aniceto en 166.

 

Durante el pontificado de Sotero se extendió la Iglesia ya que él mismo ordenó a bastantes diáconos, sacerdotes y obispos. En el terreno disciplinar dictó leyes sobre el lugar de las mujeres en la Iglesia y, sobre todo, atajó con gran valentía las herejías que se cernían sobre la Iglesia en aquellos tiempos iniciales del cristianismo.

 

Sotero defendió la doctrina que siempre se había predicado y defendido en la Iglesia desde Jesucristo, que para el pecador arrepentido no hay pecado alguno, por grande que éste sea, que no se le pueda conceder el perdón. Así desaparecía el clima de rigorismo y pesimismo que atormentaba a los cristianos tan en contradicción con la doctrina del Evangelio que es de amor, perdón, alegría y esperanza.

 

Prohibió a las mujeres que quemaran incienso en las funciones y que tocaran la patena y el cáliz. Esta actitud excesivamente severa con las mujeres hay que imputarla a la particular situación que se produjo con las así llamadas "sinisacte". Estas eran mujeres vírgenes, también jóvenes, que cohabitaban junto con los sacerdotes con el fin de ayudarles, y por ello eran motivo de muchos equívocos, llegando a veces al escándalo.

 

Sotero fue el primero en reconocer a la unión matrimonial el carácter de sacramento. No iba a considerarse válida aquella unión que no hubiese sido bendecida por un sacerdote.

 

 

TOMADO DE:

http://www.santopedia.com/santos/san-aniceto-papa

http://es.wikipedia.org/wiki/Aniceto

http://ec.aciprensa.com/wiki/Papa_San_Sotero

http://www.magnificat.ca/cal/es/santoral/san_sotero_y_san_cayo.html

http://www.oremosjuntos.com/Papa/SanSotero.html

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI