Iglesiaehistoria.com
Para Conocer Más

"Para saber que sabemos lo que sabemos, y saber que no sabemos lo que sabemos, hay que tener cierto conocimiento."

 

Nicolás Copérnico

¿POR QUÉ FESTEJAR O CONMEMORAR LA REFORMA?

 

RESPONDE EL CARDENAL KOCH, PRESIDENTE DEL CONSEJO PONTIFICIO PARA LA PROMOCIÓN DE LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS

 

ARY WALDIR RAMOS DÍAZ

27 OCTUBRE, 2016

 

La voz del pueblo (Vox populi) fragmentada y discordante en sus variantes puede gritar desordenadamente las cuestiones (aquí generalizadas): ¿Por qué conmemorar los 500 años de la Reforma? ¿Por qué festejamos, si estamos divididos católicos y luteranos?

 

Al respecto, para enfrentar la polémica connotación entre festejar y conmemorar, el cardenal Kurt Koch, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, ha precisado que sí hay diferencia entre ambos términos. Pero, en medio de la discrepancia lingüística, asimismo está el acto de la penitencia por la división actual.

Por ende, entre [1] gratitud y [2] esperanza está el acto de festejar(celebrar) el querer y el movilizarse de ambas Iglesias para perseguir el anhelo de la unidad; y luego está la conmemoración (recordar solemnemente) de la realidad histórica y el desafío presente de la división [3] por la que todos (católicos y luteranos) en acto de penitencia deberían pedir perdón a Dios.

 

Así, Kurt Koch lo explicó en tres puntos concretos, este miércoles 26 de octubre en la oficina de prensa de la Santa Sede, sacados del documento oficial Del conflicto a la comunión’(2013), sobre la conmoración conjunta Luterano-Católico Romana de la Reforma que se cumplirá en 2017, y que presenta los temas del agradecimiento, del arrepentimiento y del compromiso en el testimonio común.

 

Gratitud, por todo lo que hemos podido redescubrir que existe en común entre luteranos (protestantes) y católicos”. Una gratitud por lo que se puede construir y entonces se puede festejar como manifestación de alegría o agrado.

Lutero no ha querido hacer una división y crear nuevas Iglesias. Lutero ha querido renovar la Iglesia católica y en ese tiempo no era posible y ha llegado la división de la Iglesia. Además de “las horribles guerras confesionales durante el siglo XVI y XVII (sobre todo, la Guerra de los Treinta años que ha trasformado la Europa de entonces en un mar rojo de sangre y de fango…), ¿qué cosa queremos festejar sobre este punto?”.

 

Esperanza de que esta conmemoración común pueda traer futuros buenos frutos”. Así, se refiere al buen estado de ánimo de festejar con agrado el camino ecuménico recorrido esperando en que lleguen resultados positivos.

Kurt Koch aclara: “En el primero y en el tercer punto podemos festejar sin problema, sobre el segundo punto tenemos que hacer penitencia. Por ende, hay que entender qué punto se festeja”.

 

Entretanto, el cardenal ha precisado que el termino festejar en alemán y en lenguas romances como el italiano, o el español, no son la misma cosa. En italiano, o español, se puede festejar todo, se usa mucho en el lenguaje popular, en alemán no es así.

A la sazón, se evidencia la diferencia entre festejar y el término oficial de conmemo

 

 

 

REGRESAR

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI