Iglesiaehistoria.com
Entorno Matrimonial y Familia

"El Matrimonio es y seguirá siendo el viaje de descubrimiento más importante que el hombre pueda tener"

Soren Kierkegaard

 

"El matrimonio es como la muerte, pocos llegan a él preparados"
Anónimo

Entorno Matrimonial y Familia

LO QUE LOS ABUELO DICEN: “…no quiero dar molestias…”

 

Hola queridos amigos!, Cuántas veces hemos escuchado esta frase, en boca de nuestros padres, más aún si ya son abuelos! Por todos o algunos de los “achaques” que empiezan a padecer!

 

Esta etapa que se caracteriza principalmente por las limitaciones físicas y mentales que presentan, van ligadas a un sentimiento de  incapacidad, inutilidad, impotencia y devaluación de sí mismos.

 

Si a estos sentimientos se les suman enfermedades degenerativas progresivas y aceleradas, su malestar emocional tiene serias afectaciones, que van desde la tristeza pasajera hasta casos de depresión severa, invalidez para caminar, comer, orinar, recordar, razonar, etc.

 

Estos factores juntos o por separado, van afectando de manera significativa no solo  a los papás o  abuelos  que lo padecen, sino en general a las personas que conviven con ellos, siendo el cónyuge quién resiente de manera directa y constante las consecuencias de dichas limitaciones, o también los hijos, nietos o familiares cercanos con quien convive y cohabita, y que además lo cuida y atiende sus necesidades.

 

Cabe mencionar también los cambios drásticos en el carácter, que van de la euforia, la alegría, la tristeza y la sensibilidad constante ante cualquier conducta o recuerdo, grato o desagradable, nostálgico y  doloroso, o incluso ante una observación de sus familiares.

 

Todos estos factores contribuyen a que nuestros abuelos se digan constantemente, y a la familia, -“que prefieren incluso morir, antes de dar molestias”. Es terrible experimenten ese sentimiento.

 

Y ante estos deseos, como reaccionamos nosotros? Preferimos que mueran antes?, porque “no tendrían buena calidad de vida”? o nos esforzamos por que la calidad de vida se las demos nosotros?

 

Sin duda el cuidar y tener paciencia a nuestros abuelos o padres, es de santos, y es precisamente donde hago un llamado a quienes tenemos la bendición de estar cerca de ellos en esa etapa, a los propios abuelos también! Si comprendiéramos que esta  oportunidad es muy valiosa y muy reconfortante, y que tiene como regalo, además la oportunidad de redimirnos, otra expectativa y perspectiva tendríamos al “lidiar” con ellos.

Si entendiéramos el privilegio  que Dios nos pone a través de nuestros padres y abuelos, al alcance de la mano la oportunidad de vivir y practicar la misericordia, la caridad, la nobleza, la generosidad, dando tiempo y amor y quizá alguna ayuda económica, para probar nuestro humanismo, nuestra solidaridad y enseñar a nuestros hijos a despertar en ellos las virtudes y sentimientos  más sublimes!! De quién van a aprenderlas? Sino es de nosotros!!

 

Papás y Abuelos: a nadie nos gusta “dar molestias” y menos si nos atienden de mal modo. Sin embargo, es necesario que acepten y dejen que tengamos todas las oportunidades y etapas de la vida, en especial esta que ustedes viven, y ante un mundo lleno de hedonismo y de relativismo moral,  de que quizá sea una o la única manera y camino de salvación  para nosotros, sus hijos y nietos y en general  la juventud, de probar nuestra misericordia y de hacer buenas obras!!

 

Es una oportunidad desde esa “incomodidad y molestia”, que “ustedes nos dan”,  de renovarnos, de purificarnos, de acercarnos a Dios, a los sacramentos, de aprender a orar para pedir por ustedes, por su salud, por su bienestar, y hacernos sensibles al dolor humano, a las necesidades de los demás, a asumir un compromiso de amor, mucho más allá de una obligación filial!!

 

Hijos y nietos, estamos invitados por Dios a ser sus manos y sus pies, a ser su corazón, y aprovechar cada oportunidad para decirles cuanto les amamos, cuanto les necesitamos, lo valioso que son! y sobre todo, evitar muecas o palabras que les den un mensaje de sacrificio de nuestra parte o de incomodidad y molestia, de lo que hemos dejado de hacer por estar a su servicio.

 

 Eso a ellos les hiere y lastima y prefieren la muerte, ya que han dejado de vivir y sienten también que ya han dejado de dar vida!! Aunque  nos las siguen dando, y en abundancia!,  a través de su sonrisa, de sus palabras,  de su bendición y de sus oraciones constantes y llenas de amor y Fé.

 

Y Gloria a Dios que nos permite verle y servirle a través de ellos!! Gracias mi Señor!!, porque es un privilegio y una enorme bendición!!

Hasta la próxima!! Dios les bendice!!

 

 

ADRIANA OLVERA MEDINA

 

AGOSTO 2014

 

Regresar Cápsulas de Adriana

 

Cápsulas de Adriana

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI