Iglesiaehistoria.com

 

 

ELIZABETH ANSCOMBE (1919-2001)

PENSADORA CATÓLICA

 

 

Gertrude Elizabeth Margaret Anscombe (1919-2001) filósofa y teóloga irlandesa, discípula directa de Ludwig Wittgenstein(1889-1951) Elizabeth estudió en la Universidad de Oxford, ocupó la cátedra de Filosofía de Cambridge entre 1970-1986, y ese año se jubiló. Es autora, entre otras publicaciones, de Intention (1957) y Collected Philosophical Papers (3 volúmenes 1981).

 

Ludwig Wittgenstein, mentor de Elizabeth, era Filósofo británico de origen austriaco. Estudió ingeniería en Berlín y en Manchester. Se interesó por las matemáticas y sus fundamentos filosóficos, y se trasladó a Cambridge para estudiar lógica bajo la dirección de Bertrand Russell (1912-1913). En ese tiempo tomaron cuerpo las ideas que luego desarrolló en su "Tractatus", obra que redactó durante la Primera Guerra Mundial, en la cual combatió como voluntario del ejército austriaco. Al reincorporarse a la vida civil, renunció a la fortuna heredada de su padre en favor de dos de sus hermanas. Su filosofía suele considerarse dividida en dos fases. La primera de ellas está representado por el "Tractatus", conjunto de aforismos escritos con un lenguaje bastante críptico, que, inspirados en el atomismo lógico de Russell, investigan las relaciones entre el lenguaje y el mundo.   La segunda, sin embargo, sometió a crítica el supuesto básico del "Tractatus", de que la lógica posee una relación privilegiada con la estructura del mundo. Consideró que ésta correspondía tan sólo a uno de los posibles usos del lenguaje (en modo declarativo y descriptivo), pero que no tenía en cuenta la lista abierta de «juegos de lenguaje», entre los que se podría contar el preguntar, el exclamar o el contar chistes. El significado de un término, además, no puede depender de una proyección mental, sino de su uso social, pues de otro modo no se entiende que sea comprendido por los demás. Para Ludwig el común denominador de ambas, fue el interés por analizar el lenguaje como método de reflexión filosófica.

 

Elizabeth estudió en el St. Hugh's College de la Universidad de Oxford graduándose en 1941. En su primer año de universidad se convirtió al catolicismo. Estuvo casada con Peter Geach, que como ella fue discípulo de Wittgenstein, además de un reconocido Profesor de Filosofía y Lógica. Tenía siete hijos, tres varones y cuatro mujeres. Sólo uno de los hijos, Mary, se dedicó profesionalmente a la filosofía, y a su vez está casada con el también filósofo Luke Gormally, autor de bioética que ha sido durante años director del Linacre Centre for Health Care Ethics de Londres.

 

Peter Thomas Geach (1916/21-2013)1 fue un filósofo neotomista británico. Sus áreas de interés -fueron historia de la filosofía, lógica filosófica, teoría de la identidad, y filosofía de la religión. Peter descartó las concepciones pragmática y epistémica de la verdad, adhiriendo en cambio a una versión de la teoría de la correspondencia propuesta por Tomás de Aquino. Geach sostiene que existe una realidad que está enraizada en Dios, quién es el hacedor final de La Verdad: Dios es Verdad. Peter fue distinguido con la cruz papal  "Pro Ecclesia et Pontifice" por la Santa Sede por sus trabajos en el ámbito de la filosofía.

 

Como se aprecia Elizabeth nadaba entre aguas filosóficas de alto nivel. Tras la muerte de Wittgenstein, Elizabeth se convirtió junto a Rush Rhees y G. H. von Wright en uno de los albaceas del legado filosófico de Wittgenstein, siendo responsables de la edición y publicación póstuma de notas y manuscritos. En 1970 se le concedió la cátedra de filosofía.

 

Vale la pena leer a Elizabeth como una introducción rigurosa la filosofía de la acción humana, uno de los temas centrales de la antropología y de la filosofía práctica contemporáneas, tal como corresponde a una discípula de Wittgenstein y gran filósofa cristiana, defensora de la ética de los absolutos morales contra los embates de todo tipo de corrupción. Acción intencional y razonamiento práctico era lo característico en la obra de Elizabeth.

 

Hizo un rescate de la teoría aristotélica del silogismo práctico. Mostró cómo la estructura del silogismo práctico, si se entiende bien que la comparación con el silogismo teórico es una analogía y no se lo interpreta al modo del saber especulativo, reproduce el carácter doblemente teleológico del obrar humano: cada acción singular tiene una estructura teleológica (es un qué o acción intencional elegida para un fin o intención con la que aquella se hace) y toda intención con la que una acción se hace se relaciona teleológicamente con los fines de las virtudes y con el fin total de la vida humana, que es la vida lograda.

 

Obras de Elizabeth en inglés:

Intention (1957)

An Introduction to Wittgenstein's Tractatus (1959)

Three Philosophers (1961), con P. T. Geach, (sobre Aristóteles, Santo Tomás de Aquino y Frege) Causality and Determination (1971),

 Times, Beginnings and Causes (1975),

 The Collected Philosophical Papers of G. E. M. Anscombe (3 vols., 1981):

1- From Parmenides to Wittgenstein,

2-Metaphysics and the Philosophy of Mind,

3- Ethics, Religion and Politics,

Human Life, Action and Ethics: Essays (2005),

 La filosofía analítica y la espiritualidad del hombre ( 2005 ), EUNSA,  [Artículos originalmente publicados en castellano, algunos de los cuales todavía no han sido aparecido en inglés)

Faith in a Hard Ground. Essays on Religion, Philosophy and Ethics (2008)

 

Obras traducidas al español

Intención (1991), Ediciones Paidós Ibérica, S.A.  obra señera publicada por primera vez en 1958, replanteó completamente las bases de la comprensión de la acción humana y suscitó la recuperación de la teoría aristotélica del silogismo práctico, es decir, de la razón y de la verdad en la práxis.

 

'La filosofía moral moderna' (Modern Moral Philosophy) (2005) en La filosofía analítica y la espiritualidad del hombre (2005), EUNSA. En esta obra  propuso un diagnóstico severo de la situación confusa de la reflexión moral y focalizó la discusión en torno al “consecuencialismo” (término introducido por ella), a la par que hizo ver la necesidad tanto de contar con una correcta teoría psicológica de la acción como de evitar la separación entre el bien humano y el ámbito de lo moral, que se entendía como un añadido externo.

Sobre la transubstanciación, Revisiones 02 (revista de crítica cultural), 2006.

 

Como pensadora católica, Elizabeth refleja las implicaciones teológicas de la anticoncepción y la castidad. Ofrece un penetrante análisis moral del matrimonio y de la sexualidad, con el que se beneficia cualquier lector que rechaza la reducción laicista del matrimonio como una unión de actividad sexual entre los socios. Se plantea el fantástico cambio que se ha producido en la situación de la población con respecto a tener hijos debido a la invención de anticonceptivos eficaces. No es otra cosa que aceptar la muerte y su infelicidad. Y así es con la posibilidad de tener relaciones sexuales y prevenir la concepción.

 

En tiempos antiguos; entre paganos la moral y de la moral cristiana, fueron entrando en la idea de que deben abstenerse de la fornicación. Esta peculiaridad de la vida cristiana se enseñó en un precepto expedido por el Concilio de Jerusalén, el primer concilio de la Iglesia Cristiana.

 

La prohibición de fornicación significó un grave cambio de vida para muchos. Vida Cristiana significó una separación de las normas de este mundo. El cristianismo estaba en desacuerdo con el mundo pagano, no sólo acerca de la fornicación, el infanticidio y la idolatría, sino también sobre el matrimonio. Los cristianos enseñaron que marido y mujer tienen los mismos derechos en un solo cuerpo del otro, una mujer está ofendida por el adulterio de su marido, así como un esposo por su esposa. Y el cristianismo llamó a la prostituta al arrepentimiento y repudiar el concubinato. Y, finalmente, para los cristianos el divorcio fue excluido.

 

Un obispo británico y profesor informó que, en dos diferentes audiencias papales con el Papa Juan Pablo II, tan pronto como se les ocurrió hablar de su relación con la Universidad de Oxford, Juan Pablo inmediatamente se inclinó hacia adelante y le preguntó: " ¿conoce usted a la Profesora Anscombe?" ¿conoce usted a  la Profesora Anscombe? No? Yo tampoco, por demasiado tiempo. Quién es ella?

 

En la última homilía que dio antes de convertirse en el Papa Benedicto XVI, Joseph Ratzinger lamentó que la vida moderna está gobernada por una "dictadura del relativismo" -una idea que se haga eco de la labor pionera de Elizabeth Anscombe. Mary Warnock, una historiadora y una no creyente, dice en su estudio sobre la situación de la mujer los filósofos de los últimos cuatro siglos, es decir, la 17 ª, 18 ª, 19ª y 20ª siglos- que Elizabeth fue "el indudable gigante entre las mujeres filósofas".

 

Donald Davidson, el influyente filósofo estadounidense, fue aún más allá: en su opinión Elizabeth hizo el trabajo más importante sobre la teoría ética de la acción y la intención, desde Aristóteles.

 

La pareja Anscombe y Geach parece haber practicado las virtudes que se pueden encontrar en un hogar campesino de antaño, formado en la dura escuela de la vida y aprovechando los tesoros de una fe realista: un crecimiento imperceptible, un amor casto y orgulloso.

 

 

REFERENCIAS CONSULTADAS PARA ESTE RESUMEN:

http://es.wikipedia.org/wiki/Elizabeth_Anscombe

http://bajolalupa.blogspot.mx/2007/04/elisabeth-anscombe-y-la-filosofa-de-la.html

http://www.orthodoxytoday.org/articles/AnscombeChastity.php

http://www.wf-f.org/10-4-Wiley.html

Web sobre Elizabeth Anscombe: bibliografía, congresos y enlaces

 

 

 

REGRESAR

Pensadores Católicos

"¿Quién, que vive en íntimo contacto con el orden más consumado y la sabiduría divina, no se sentirá estimulado a las aspiraciones más sublimes?"
¿Quién no adorará al Arquitecto de todas estas cosas?

 

Nicolás Copérnico

Nacidos en Siglo XX

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI