Iglesiaehistoria.com
Entorno Matrimonial y Familia

"El Matrimonio es y seguirá siendo el viaje de descubrimiento más importante que el hombre pueda tener"

Soren Kierkegaard

 

"El matrimonio es como la muerte, pocos llegan a él preparados"
Anónimo

Entorno Matrimonial y Familia

¡DEJEMOS A LAS NIÑAS SER NIÑAS Y A LOS NIÑOS SER NIÑOS!

 

Estimados amigos, estas últimas semanas hemos escuchado constantemente sobre la “Ideología de Género”, pero quizá algunos aún no sabe en qué consiste.

Es muy importante que los padres de familia estemos bien informados de todo lo que pueda ejercer influencia en nuestros hijos, mayormente si estos son pequeños y no tienen una orientación cercana y correcta de sus padres, de lo que en la escuela les enseñan.

Hombres y mujeres no somos iguales, solo en dignidad y en derechos y obligaciones.

Somos diferentes por dentro biológica, neurológica, psicológica y emocionalmente diferentes, cuando somos bebés y cuando crecemos.

Pero para algunos ellos son diferentes, porque los padres, la familia, la sociedad, la escuela, todo el mundo los obliga a ser diferentes. Una niña los es porque fue obligada a ser niña, un niño lo es porque fue obligado a ser niño, y como son diferentes no son iguales.

Pero según algunos esto genera un problema, la desigualdad entre niños y niñas, que mas tarde se convertirá en desigualdad entre hombres y mujeres. ¿Cómo resuelven este problema? Anulando toda diferencia entre niños y niñas, y actuando como que si fuesen lo mismo.

Obviamente muchos padres de familia no estamos de acuerdo con esto, ya que es un atentado a la individualidad e identidad sexual de los niños, por lo que algunos llegaron a la conclusión de que la escuela es la mejor forma de lograrlo, porque la escuela está lejos de los padres y de la familia, puede reprogramar lo que es un niño y una niña.

Si papá puede usar vestidos y lápiz labial, si una mujer puede conducir camiones, si un bebé puede tener dos mamás o dos papás, la escuela debe, según algunos, desaparecer las diferencias entre masculino y femenino, de este modo, estando todo revuelto, niños y niñas son idénticos y la desigualdad ya no es un problema. Entonces cómo un niño sabe si es niño o niña.

¿Arreglamos el problema de la Igualdad? No. Únicamente creamos otro problema, el de la identidad.

Señoras y Señores, NO queremos una escuela que confunda a los niños, queremos que aprendan a leer, a escribir y a contar en la escuela.

 

 

ADRIANA OLVERA MEDINA

 

JULIO 2016

 

Regresar Cápsulas de Adriana

 

Cápsulas de Adriana

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI