Iglesiaehistoria.com

 

 

CLIVE STAPLES LEWIS (1898 - 1963)

ESCRITOR CRISTIANO

 

 

Nacido en Belfast, Irlanda, en 1898, realizó la profesión de educación, enseñando literatura medieval y renacentista. Fue un gran amigo de J.R.R. Tolkien, el autor de El Señor de los Anillos. Ambos autores fueron prominentes figuras de la facultad de Inglés de la Universidad de Oxford y miembros activos del grupo literario informal de Oxford conocido como los "Inklings".

 

Clive se convirtió al cristianismo, luego de ser ateo por muchos años, con mayor inclinación hacia la anglicana y así se transformó en uno de sus más formidables apologistas.

 

Siendo un agnóstico declarado en su autobiografía, afirmaría que fueron dos autores quienes lo movieron en un principio a acercarse al cristianismo: el escocés George Mac Donald, y el inglés G. K. Chesterton con su libro El hombre eterno. A su vez afirmaría en "Autobiografía" que siendo joven, mientras vivía en Belfast, le habían aconsejado que no se acercara a los papistas, y cuando ingresó en la Universidad, le aconsejaron que no se acercara a los filólogos. Pero en una oportunidad, Lewis dijo que J. R. R. Tolkien "era ambas cosas".

 

Las obras más famosas de C.S Lewis son:

La Trilogía Cósmica, formada por las novelas de ciencia-ficción:

Más allá del Planeta Silencioso,

Perelandra, y

Esa horrible fortaleza;

Las crónicas de Narnia, una colección de siete novelas de fantasía formadas por

El león, la bruja y el armario,

El príncipe Caspian, L

a travesía del Viajero del Alba,

 La silla de plata,

El caballo y el muchacho,

El sobrino del mago, y

La última batalla.

 

En 1931, después de una larga discusión con Tolkien y otro de sus amigos cercanos, Hugo Dyson, Lewis se convirtió al cristianismo y, en contra de lo querido por Tolkien, se unió a la Iglesia de Inglaterra. El propio Lewis escribió al respecto: Entré al cristianismo pateando y gritando.

 

"El dolor, la injusticia y el error son tres tipos de males con una curiosa diferencia: la injusticia y el error pueden ser ignorados por el que vive dentro de ellos, mientras que el dolor, en cambio, no puede ser ignorado, es un mal desenmascarado, inequívoco: toda persona sabe que algo anda mal cuando ella sufre. Y es que Dios nos habla por medio de la conciencia, y nos grita por medio de nuestros dolores." Así se manifestaba en "El problema del dolor", el año 1940.

 

Clive es calificado por algunos de demasiado conservador en cuanto a su posición filosófica-teológica, pero Lewis es un escritor con el talento para explicar en términos muy sencillos los más abstrusos temas religiosos y éticos, y es -se esté o no de acuerdo con sus pensamientos- un ser que ha alcanzado la categoría de clásico.

 

En febrero de 1951, Joy puso fin a la relación física con su esposo Bill Gresham, con quien engendró dos hijos,  al tiempo que florecía la correspondencia con Clive, iniciada en enero de 1950. Joy y Clive nunca se habían visto en persona. Mantenían hasta entonces una fluida relación epistolar, inspirada por la obra literaria y los libros sobre cristianismo de Lewis, por los cuales Joy se sentía fuertemente atraída.

 

Joy se trasladó de su nativa Nueva York a Inglaterra en septiembre de 1952, y allí conoció personalmente a Clive. Regresó a Londres donde se alojaba, pero semanas más tarde, Lewis la invitó a un almuerzo en el Magdalen College, Universidad de Oxford. No fue hasta que le fue rehusada a Joy su residencia en Inglaterra a comienzos de 1956 que Lewis decidió casarse con ella, 17 años menor que él, para que pudiera permanecer en el país. La ceremonia civil que unió a Joy y Clive, acordada íntimamente en principio como un «matrimonio por conveniencia», se celebró el 23 de abril de 1956, y se mantuvo en secreto.  Ella falleció cuatro años después a causa de un cáncer óseo, a la edad de 45 años; Clive murió tres años después de su esposa, en 1963.

 

Un punto más de su pensamiento: ¿Dios o las leyes de la naturaleza?

 

A Clive le cuenta un amigo el caso de una mujer que cree que su hijo sobrevivió a la batalla de Arnhem porque ella rezó por él. Sería cruel explicarle que, en realidad, sobrevivió porque se hallaba un poco a la izquierda o un poco a la derecha de las balas, que seguían una trayectoria prescrita por las leyes de la naturaleza.   Clive responde que "la bala, el gatillo, el campo de batalla y los soldados no son leyes de la naturaleza, sino cosas que obedecen a las leyes. Y lo ilustra con este ejemplo: podemos añadir cinco dólares a otros cinco, y tendremos diez dólares, pero la aritmética por sí misma no pondrá un solo dólar en nuestros bolsillos. Eso significa que las leyes explican todas las cosas excepto el mismo origen de las cosas, y esa es una inmensa excepción".

 

 Lewis concluye su argumentación con una deslumbrante comparación literaria:

 "En "Hamlet" se rompe una rama y Ofelia cae al río y se ahoga. ¿Ocurre el suceso porque se rompe la rama o porque Shakespeare quiere que Ofelia muera en esa escena? Puedes elegir la respuesta que más te guste, pero la alternativa no es real desde el momento en que Shakespeare es el autor de la obra entera".

 

 

TOMADO DE:

http://es.wikipedia.org/wiki/C._S._Lewis

https://www.aciprensa.com/vejemplares/lewis.htm

http://www.fluvium.org/textos/lectura/lectura199.htm

 

 

 

REGRESAR

Pensadores Católicos

"¿Quién, que vive en íntimo contacto con el orden más consumado y la sabiduría divina, no se sentirá estimulado a las aspiraciones más sublimes?"
¿Quién no adorará al Arquitecto de todas estas cosas?

 

Nicolás Copérnico

Nacidos en Siglo XIX

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI