Iglesiaehistoria.com
Papas Santos de la Iglesia

No somos seres humanos con una experiencia espiritual,

somos seres espirituales con una experiencia humana.

 

Pierre Teilhard de Chardin

¿Por qué los Papas cambian de nombre al ser elegidos?

 

El cambio de nombre tiene una explicación teológica fundamentada en la Biblia, pues Dios siempre cambiaba de nombre a aquellas personas a quienes encomendaba una misión determinada. Un ejemplo es Abrám,  Dios cambió su nombre por el de Abraham (Gn 17, 5). El nombre Abrahám significa "padre de las naciones", porque Dios le prometió que lo iba a ser: ¨te he puesto por padre de muchedumbre de gentes¨ (Gn 17, 5). Así vemos que su nuevo nombre corresponde con su nuevo ministerio e identidad.

 

Otro caso bíblico está en Saraí que recibió el nombre de Sara que significa "princesa". Sara iba a ser madre de reyes (Gn 17, 16). A Jacob, Dios le cambió su nombre por Israel porque luchó con Dios y con los hombres y venció (Gn 32, 28).

 

También en el Nuevo Testamento se da este comportamiento. En  Mt 1, 23: ¨he aquí  la Virgen que concebirá y dará a luz un hijo y llamarán su nombre Emanuel, que traducido quiere decir Dios con nosotros¨.  El nombre de Cristo obedece al plan de Dios. Asimismo en Jn 1, 42: Jesús dijo a Simón: "Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro)"

 

Cada Papa para gobernar la Iglesia puede escoger libremente un nombre: el de uno de sus antecesores, el de un santo de su devoción o una versión l atinizada de su propio nombre.

 

Tradicionalmente los papas mantenían su nombre de bautismo, pero en el año 996 Bruno de Carintia (996-999) renunció a su nombre al ser elegido papa y utilizó el de Gregorio V. Desde entonces, todos los papas han cambiado de nombre al inicio de su pontificado.

 

Antes del siglo X excepcionalmente, algunos pontífices modificaron el nombre del bautismo por diversas razones. Es el caso de Mercurio que accedió a la sede Apostólica como Juan II (533-535), ya que no deseaba llevar el nombre de un dios pagano.

 

Sólo dos papas han roto la tradición de adoptar un nombre como pontífices, desde el siglo XI y hasta nuestros días,  distinto al que se les impuso en el bautismo. Ellos fueron: Adriano VI (1522-1523) y Marcelo II (1555), ambos de cortísimo papado.

 

Vale la pena mencionar otra tradición. La costumbre de asomarse al balcón central de la basílica de san Pedro.  Se trata de una costumbre muy reciente. Fue Pío XI el primer Papa en asomarse a la Logia Central (como se conoce también al balcón apenas mencionado) cuando fue elegido el 6 de diciembre de 1922.

 

Los nombres más usados por los Papas han sido Juan (23), Gregorio (16), Benedicto (16), Clemente (14), León (13), Inocencio (12), Pío (12), Esteban (9), Urbano (8), Alejandro (7), Adriano (6), Pablo o Paulo(6), Sixto (5), Martín (5), Nicolás (5), Celestino (5), Anastasio (4) y Honorio (4).

 

 

INFORMACIÓN TOMADA DE:

http://www.abc.es/sociedad/20130313/abci-cambio-nombre-papas-201303130932.html

http://www.aleteia.org/es/religion/articulo/por-que-los-papas-cambian-de-nombre-al-ser-elegidos-

http://es.catholic.net/op/articulos/14842/el-nombre-de-los-papas.html

 

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI