Iglesiaehistoria.com
Papas Santos de la Iglesia

No somos seres humanos con una experiencia espiritual,

somos seres espirituales con una experiencia humana.

 

Pierre Teilhard de Chardin

BEATO VÍCTOR III

Papa de 1086 a 1087

 

Víctor, que naciera alrededor de 1026, era hijo del príncipe pan Landolfo V de Benevento. El  nombre de pila  de Víctor era Dauferius o Daufar,

A la edad de 13 años ingresó en el monasterio benedictino de Montecasino, donde llegó a ser elegido abad en 1057 y, después de regir sabiamente durante treinta años el célebre monasterio y enriquecerlo magníficamente, fue elegido para gobernar la Iglesia romana.

 

Víctor aspiraba la vida monástica desde joven, pero sus padres, por ser hijo único, se opusieron; le dieron una esmerada educación y dispusieron su boda con una noble doncella, pero él se escapó secretamente y entró en un monasterio. En el año de 1047, su padre perdió la vida en el campo de batalla y Víctor, que por entonces tendría unos veinte años, aprovechó la oportunidad para desligarse de la familia e irse a vivir con un ermitaño.

 

En 1059 fue nombrado cardenal por el papa Nicolás II, que fuera pontífice  de 1059-1061, de quien se convirtió en un firme aliado. Se dice que éste le recomendó como su sucesor en su lecho de muerte, aunque según otros, Nicolás II se decantaba en realidad por el francés Odo de Lagery, que finalmente sería el futuro Urbano II y sucesor de Víctor.

Fue elegido Sumo Pontífice a la muerte de Gregorio VII por insinuación de éste mismo, pero se resistió un año entero, dada su gran humildad.  Cuando Gregorio VII murió, Víctor huyó de prisa de Roma y se refugió en Montecassino para evitar su elección, pero, en el mes de mayo de 1086, fue elegido por aclamación y se le impuso la capa pontificia en la iglesia de Santa Lucía para que gobernara con el nombre de Víctor.

 

En agosto de 1087, presidió un sínodo en Benevento en el que excomulgó a Clemente III, prohibió la ley de las investiduras y promovió una acción armada contra los musulmanes del norte de África, un precedente de lo que serían luego las Cruzadas.

 

Víctor cayó enfermo durante el desarrollo del sínodo y se retiró por última vez a Montecasino, donde murió el 16 de septiembre de 1087, después de 14 meses de pontificado.

 

Fue a Constantinopla como legado pontificio para negociar la vuelta de los bizantinos la comunión con Roma. Escribió los "Diálogos" de los milagros de san Benito.

 

 

BEATO URBANO II

Papa de1088 a 1099

 

Urbano nació en Francia en1042 y murió en Roma en1099; su verdadero nombre fue Euades, Otho, Otto, Odo u Eude de Châtillon. Otón de Lagery, miembro de la familia de los condes de Semur, nació en Chatillon-sur-Marne y estudió en Reims bajo la disciplina de san Bruno antes de fundar la orden cartujana.

 

Urbano llegó a ser canónigo y arcediano. Se retiró a la abadía de Cluny en 1070, siendo abad san Hugo el Grande (1024 -1109); fue nombrado prior mayor y enviado a Roma, reclamado por Gregorio VII para que ayudara en el gobierno y la reforma eclesiástica.

 

En 1080, participó en el concilio de Anse, donde se condenó al obispo Landrico de Mâcon y sus clérigos por sus repetidas ofensivas contra Cluny. En el 1080, Urbano  fue creado cardenal-obispo de Ostia. Por aquellos años, por su cargo en la abadía de Cluny, participó en la gran política de expansión y de alianzas del abad san Hugo. El papa san Gregorio VII llamó a Urbano a su lado, del que fue su consejero. Durante una visita a Alemania por orden del papa fue arrestado por el emperador Enrique IV, y por intercesión de san Hugo fue liberado y después de varias vicisitudes políticas en las que intervino con los monjes de Cluny, en el 1088 fue elevado a la sede apostólica.

 

Defendió la libertad de la Iglesia de las intromisiones de los laicos, luchó contra los clérigos simoníacos e indignos y, en el Concilio de Clermont (1095), exhortó a los soldados cristianos a que, con el signo de la cruz, liberasen a sus hermanos cristianos de la opresión de los infieles y recuperasen el sepulcro del Señor, que estaba su poder.

 

El Concilio de Clermont duró desde el 18 hasta el 28 de noviembre de 1095 y asistieron unos 300 clérigos de toda Francia. Urbano trató las reformas cluniacenses y confirmó la excomunión al rey francés Felipe I por su segundo matrimonio.

Como Papa, Urbano tuvo como consejero a san Bruno, fundador de los cartujos. Se le recuerda, sobre todo, como el promotor de la I Cruzada, y del Concilio de Clermont. Mantuvo relaciones con los normandos del sur de Italia.

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI