Iglesiaehistoria.com
Papas Santos de la Iglesia

No somos seres humanos con una experiencia espiritual,

somos seres espirituales con una experiencia humana.

 

Pierre Teilhard de Chardin

BEATO  EUGENIO III

Papa de 1145 a 1153

 

Eugenio fue elegido Papa, en vísperas de la segunda cruzada, de 1147, defendiendo con gran tesón al pueblo cristiano de Roma de las insidias de quienes no le eran fieles y preocupándose por mejorar la disciplina eclesiástica.

Fue elevado a la sede Petrina cuando era abad del monasterio cisterciense de Tre Fontane en Roma y por tanto ajeno al Colegio cardenalicio.

 

El Papa Lucio II (1144-1145), antecesor de Eugenio, perdió la vida, luchando en plena calle, el 15 de febrero de 1145. Antes de que se hiciera de noche quedó elegido su sucesor: el abad del monasterio cisterciense de Roma: Bernardo Aganelle de Montemagno.

 

Eugenio, era discípulo muy querido de san Bernardo de Claraval (1090 - 1153), al que le encargo la predicación de la segunda cruzada de 1144 que había propuesto Luis VII de Francia y con apoyo del emperador germano Conrado III, luego que los islámicos tomaran la ciudad cristiana de Edesa.

 

Tras su entronización, y debido al enfrentamiento iniciado por su antecesor, con el Senado romano que le exigía la renuncia al poder temporal, se vio obligado a abandonar Roma para instalarse en Viterbo por dos años.  En esta ciudad, en 1145, Eugenio se reúne con Arnaldo de Brescia llegando a un precario acuerdo por el que se mantiene el Senado pero reconociendo la superioridad pontificia, lo que permite el regreso de Eugenio a Roma.

 

El acuerdo se rompe de inmediato y Eugenio se ve obligado, en 1146, a abandonar nuevamente Roma y exiliarse en Francia desde donde  organiza la Segunda Cruzada que terminaría en fracaso al no alcanzar la conquista de Edesa.

Eugenio promovió la reforma de la Iglesia mediante diversos sínodos importantes: el de París de 1147, de Tréveris en 1148 y los de Reims y Cremona en ese mismo año.

 

El 24 de abril de 1147, el papa, presente en Francia en el momento que partía la Segunda Cruzada, asistió al capítulo de la Orden del Temple, celebrado en París. Concedió a los templarios el derecho a llevar permanentemente la Cruz paté roja sobre su hombro izquierdo.

 

El 23 de marzo de 1153, de acuerdo al tratado de Constanza, Federico I Barbarroja se comprometió a restablecer el orden en los Estados Pontificios. En reciprocidad, el papa le propuso consagrarlo emperador. Sin embargo Eugenio murió el 8 de julio de 1153 en Tívoli, antes de que Federico Barbarroja llegara a Roma.

 

Eugenio ocupó la sede de Pedro, pero nunca dejó de ser el monje humilde de Claraval. Su pontificado se desarrolló casi enteramente en Francia y Alemania.

 

En Tréveris aprobó las revelaciones de santa Hildegarda de Bingen (1098-1179), y san Bernardo le dio el título de “Vicario de Cristo” para referirse el Pontífice, título que se hizo común desde este momento.

 

 

 TOMADO DE:

https://es.wikipedia.org/wiki/Eugenio_III

http://hagiopedia.blogspot.mx/2013/07/beato-eugenio-iii-papa-1145-1153-m-1153.html

https://laverdaderalibertad.wordpress.com/tag/beato-eugenio-iii/

 

Iglesiaehistoria.com   |   Querétaro, México   |   2017

Todos los Derechos Reservados

Un Areópago del siglo XXI